Micosis Fungoide

La micosis fungoide es un linfoma cutáneo derivado de la proliferación neoplásica de linfocitos T.  Representa aproximadamente el 75% de todos los linfomas cutáneos primarios.  Puede iniciar con lesiones poco características por lo que pueden confundirse con otras dermatosis.

Es una entidad crónica por lo general asintomática que inicia con la formación de manchas y placas que evolucionan de forma lenta hacía tumores. Debido a que  esta enfermedad se caracteriza por ser indolente y prácticamente asintomática la mayoría de los pacientes consultan hasta etapas avanzadas de la enfermedad.

Aunque el proceso se origina en la piel y permanece como un proceso sólo cutáneo durante periodos prolongados de tiempo, en fases avanzadas de su evolución  puede extenderse a ganglios linfáticos y otros órganos como pulmón, bazo, hígado.

CAUSAS DE MICOSIS FUNGOIDE

La causa específica de la micosis fungoide  es desconocida,  se han investigado posibles causas tales como anomalías cromosómicas  y la estimulación crónica del sistema inmune a ciertos antígenos tales como la radiación solar, químicos, bacterias, virus, medicamentos.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se basa en la clínica y se confirma con la toma de una biopsia, así como complementación con estudios de inmunohistoquímica.

TRATAMIENTO PARA MICOSIS FUNGOIDE

El tratamiento de la micosis fungoide depende de la edad del paciente, la accesibilidad al tratamiento, el costo beneficio, el estado general del paciente  y el  estadio evolutivo de la enfermedad, Se divide en dos grupos: tratamiento dirigido a la piel  y tratamiento  sistémico. El tratamiento dirigido a la piel  incluye fototerapia (UVB, PUVA), inmunomoduladores tópicos (corticoides de mediana y alta potencia), agentes alquilantes, quimioterapia tópica, retinoides tópicos  y radioterapia. El tratamiento sistémico incluye modificadores de la respuesta biológica quimioterapia, interferón, retinoides, fotoferesis, entre otros.  El tratamiento de elección en  fases avanzadas es la quimioterapia sistémica.

El pronóstico de la micosis fungoide es variable y  está relacionado al estadio de la enfermedad.

La micosis fungoide tiene múltiples manifestaciones clínicas, por lo que representa un verdadero reto clínico. El diagnóstico temprano permite al dermatólogo elegir una modalidad terapéutica adecuada, y así cambiar el pronóstico del paciente.

La clínica ISELA MÉNDEZ cuenta con  equipo de fototerapia brindando alternativas de tratamiento a pacientes con micosis fungoide.