Drenaje Linfático

En este artículo te explicaremos por qué el drenaje linfático es el tratamiento más adecuado para ti. ¿Te gustaría saber de qué se trata? Gracias a su avanzada tecnología, este procedimiento actúa directamente sobre la grasa, reduciendo celulitis. No implica para el paciente incómodas cirugías. Puedes complementar este tratamiento con otros que podamos explicarte aquí. Y, finalmente, este tratamiento no requiere de largas recuperaciones u otras molestias.

Esta tecnología para el drenaje linfático tiene muchas aplicaciones

Este tratamiento provoca una estimulación mecánica que agiliza el drenaje linfático. Tal vez, parece un poco complicado, pero es un proceso controlado y seguro. Este proceso reduce la retención de líquidos, potenciando la lipólisis en los niveles más profundos de la grasa. Y, a un nivel superficial, este tratamiento realiza una exfoliación que elimina las células muertas devolviéndole a la piel su brillo natural.

El tratamiento de drenaje linfático es ideal para personas que se han hecho tratamientos quirúrgicos o que quieran recuperar su figura después del embarazo. Se adapta muy bien a distintas condiciones y zonas corporales, y proporciona resultados que sorprenden por su efectividad.

¿Te gustaría saber más sobre los tratamientos que ofrecemos? ¡Agenda tu cita con nosotros!