Retiro de Tatuajes

Siempre a la vanguardia, contamos con la última tecnología en México en eliminación de tatuajes. Se trata de un láser de velocidad a picosegundos con resultados sorprendentes.

¿Para quién aplica?

Si tienes un tatuaje y ahora deseas retirarlo, nosotros te ayudamos. Para determinar el tratamiento más adecuado, debemos evaluarte y verificar el tamaño del tatuaje, colores, dónde está ubicado, tinta utilizada, densidad del color y si se trata de un tatuaje profesional o de uno amateur.

¿Qué te ofrecemos?

Láser en picosegundos: esta tecnología es nueva en América Latina y la última en México en cuanto a retiro de tatuajes. Este láser nos permite trabajar sobre lesiones superficiales y profundas de la piel con la gran diferencia de que la velocidad del disparo es mayor, trabajando en cuestión de picosegundos. Para que se comprenda mejor su efectividad, estamos hablando que cada disparo se genera en una trillonésima parte de segundo. Esto hace que la terapia sea innovadora, eficaz y muy rápida

El tratamiento láser es la opción más estética, la sesión lleva unos minutos, pero amerita varias de ellas. En caso de tratar tatuajes amateurs son de 3-5 sesiones, mientras que un tatuaje profesional de 7-10 sesiones. El tiempo entre cada sesión es de 4-6 semanas y se utiliza anestésico tópico o local a deseo del paciente.

Las aplicaciones principales de este láser son la eliminación de tatuajes en una alta gama de colores, así como los tatuajes que no lograron desaparecer a pesar del uso de otros láseres. Otros de los grandes usos de este láser son el manejo de trastornos pigmentarios de la piel, tanto adquiridos (como lo son los lentigos, efélide y melasma), como lesiones presentes desde el nacimiento (como nevo de Ota, nevo de Becker, nevo de Spilus, entre otros).

El láser en Picosegundos para el retiro de tatuajes está autorizado por la FDA, debido a que cumple los requisitos de seguridad para el organismo.

¿Qué debes tomar en cuenta?

  • No hay un número de sesiones específicas porque cada tatuaje responde de diferente manera y hay que personalizar el tratamiento.
  • Los tatuajes profesionales se realizan de manera uniforme y son más sencillos de eliminar, mientras que los tatuajes de aficionados, por lo general, contienen tinta a diferentes profundidades de la piel que aumentan el número de sesiones necesarias.
  • Con este láser se disminuye el riesgo de dejar cicatriz, ya que está creado para tratar colores y el riesgo de dejar manchas post-inflamatoria es bajo.
  • Los resultados del tratamiento dependen no sólo del número de sesiones, sino de las características del tatuaje, como son: tipo de tatuaje (amateur o profesional), el tipo de tinta (carbón, china etc.), la localización (brazos, tronco, cuello, etc.), la densidad del color (qué tan marcado o colorido) y el tiempo de evolución. 

Para dudas o más información, te sugerimos realizar una cita para valorar el tatuaje que deseas retirar.

¡Agenda una cita de valoración sin costo!